Nacional

Fridays for Future Chile: «A pesar de que el plazo para su firma vence el 26 de septiembre, el Acuerdo de Escazú no deja de existir»

El Gobierno de Chile rechazó esta semana firmar el Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, o Acuerdo de Escazú, el cual establece una serie de principios sobre la participación social en la toma de decisiones, y protección a defensores ambientales, entre otros temas.

Desde Fridays for Future Chile (Viernes por el futuro) en el contexto del Día de la Acción Global que se celebra hoy, a través de declaración pública calificaron como vergonzosa e inaceptable la negativa del gobierno de Sebastián Piñera de suscribir el Acuerdo de Escazú, teniendo presente su rol activo en la creación de este pacto medioambiental, considerado uno de los más relevantes para Latinoamérica y el Caribe. Que Chile se reste del mismo muestra «además de incoherencia y falta de compromiso, su nulo interés por el cuidado del medioambiente y los Derechos Humanos» señala el comunicado.

«A pesar de que el plazo vence mañana sábado 26 de septiembre de 2020, el acuerdo no deja de existir. No bajaremos la voz. Seguiremos luchando hasta que este acuerdo sea firmado y ratificado por el gobierno de Chile», sostiene la organización lideradada a nivel mundial por la joven ambientalista sueca, Greta Thunberg ,y que cuenta entre sus embajadores juveniles o “champions” a Sebastián Benfeld, en Chile.


Declaración de Emergencia Climática
Día de la Acción Global 2020

Desde Fridays for Future Chile, pese a la Pandemia Mundial, no queremos quedar fuera de las manifestaciones del Día Global por la Justicia Climática 2020.

La crisis climática no está en cuarentena y -como jóvenes- sentimos la responsabilidad de seguir tomando acción para asegurar un futuro para nosotros, nosotras y las próximas generaciones.

Esta emergencia -aplazada por décadas- nos pide con urgencia que actuemos hoy: no nos queda más tiempo. Debido a ello, es crucial que -tanto los ciudadanos como las autoridades- tomen serias e inmediatas medidas: mientras ellos miran a otro lado, nuestra casa se incendia.

Por lo anterior, consideramos que la firma del Acuerdo de Escazú y el Plebiscito de octubre son oportunidades que no podemos dejar pasar para crear el Chile que queremos: un país sustentable, con una Constitución Ecológica y garante de los derechos de sus ciudadanos. Pero ese país se debe crear hoy, no mañana.

Pese a la urgencia de la crisis climática, ni el presente gobierno ni los anteriores han estado a la altura de los requerimientos mundiales en cuanto al manejo de la contaminación y el cuidado de los espacios naturales. Aun más, las autoridades actuales comandadas por Sebastián Piñera no han cumplido los compromisos ambientales establecidos en su programa. Como ciudadanos, exigimos que Chile esté a la altura de las problemáticas que nos afectan. De acuerdo a informes de la ONU, nuestro país cumple con 7 de los 9 criterios de vulnerabilidad frente al cambio climático. ¿Cómo es posible que sigamos pasivos al respecto?

Por la misma razón, consideramos vergonzoso el actuar del gobierno frente al Acuerdo de Escazú. Es inaceptable que, luego de tomar un rol activo en su creación e impulsar uno de los pactos medioambientales más relevantes para Latinoamérica y el Caribe, Chile se reste del mismo, mostrando -además de incoherencia y falta de compromiso- su nulo interés por el cuidado del medioambiente y los DDHH.

Sin embargo, a pesar de que el plazo vence mañana sábado 26 de septiembre de 2020, el acuerdo no deja de existir. No bajaremos la voz. Seguiremos luchando hasta que este acuerdo sea firmado y ratificado por el gobierno de Chile.

El futuro no está lejos: estamos a un mes exacto de un evento excepcional en la historia de nuestro país. El 25 de octubre la ciudadanía decidirá si desea o no una Nueva Constitución. Ante ello, cabe recordar que nuestro actual modelo (extractivista neoliberal) y la protección que el poder ejecutivo le otorga a privados, están anclados en el marco legal que nos rige. Evidencias sobran para demostrar que, tanto el modelo como la Constitución de 1980, son incompatibles con el bienestar, no solo de los ecosistemas y la vida silvestre, sino de los ciudadanos y ciudadanas de Chile.

Hoy, más que nunca, la justicia climática es justicia social; un medio ambiente sano es un derecho humano. Por eso hacemos el llamado a todos y a todas a votar el siguiente mes y a seguir movilizándonos y presionando para que Chile firme el Acuerdo de Escazú.

Tenemos fe en el proceso democrático del cual nacerá esa Nueva Constitución que reconozca el medioambiente como elemento del estado y la naturaleza como sujeto de derechos. Tenemos fe de ese Chile cumpliendo a cabalidad con el Acuerdo de Escazú, un Chile que proteja el medio ambiente, al igual que a sus defensores.

Pero recordemos: el futuro es hoy y la crisis climática no está en cuarentena. ¡Actuemos!

Mensaje de Sebastián Benfeld:

Categories: Nacional

Tagged as: , ,

Deja un comentario