Opinión

[OPINION] Ley de Presupuesto y ciberseguridad: no tenemos tiempo que perder (por Kenneth Pugh)

Un nuevo ciberataque sufrió el Estado, esta vez nada menos que contra la División de Gobierno Digital que custodia el sistema de identidad digital a través de la ClaveÚnica. Según lo confirmado por el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, este miércoles un hacker intervino la página web de Gobierno Digital, división dependiente del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, por lo que están a la espera de un informe para conocer el grado de vulneración del sistema.

En todo caso, el titular de la Segegob indicó que los datos de la ClaveÚnica están encriptados, lo que significa que es necesario tener una clave maestra para descifrarlos y “esa clave maestra no está vulnerada». Así también lo aseguró Gobierno Digital en un comunicado donde indica que no hay evidencia que permita afirmar que haya existido acceso a información relacionada a ClaveÚnica.

Como sea, es fundamental extremar las medidas de precaución para descartar cualquier posible vulneración a los datos personales, en línea con el proceso de actualización de contraseñas en forma gradual y escalonada que inició la entidad afectada apenas se constató el delito.

Este es el mundo real, la amenaza es clara, es real, está presente y es muy dañina, por eso en estos casos, aunque aún no se tenga certeza de un impacto mayor es recomendable que todos los usuarios de este servicio cambien inmediatamente su ClaveÚnica.

Cabe recordar que las claves son personales, no se deben nunca entregar a nadie y también tenemos que cambiarlas frecuentemente. En este mes de octubre, Mes de la Ciberseguridad tenemos que promover la higiene digital y actualizar las claves personales, tal como lo hacemos cuando nos cambiamos de ropa. Es fundamental que generemos este hábito de generación frecuente de claves seguras.

AGENDA Y PRESUPUESTO PARA CIBERSEGURIDAD

Para asegurar más y mejor ciberseguridad en el país, estamos trabajando en una serie de frentes que incluyen desde la infraestructura adecuada hasta la aprobación de un marco jurídico moderno, el cual se mueva siempre dos pasos por delante del cibercrimen.

Como el tiempo corre el contra, espero que en 2021 el Instituto Nacional de Ciberseguridad esté funcionando en la zona que representa desarrollando capital humano especializado, el mismo que requiere una República Digital, y que se realicen ejercicios nacionales en el sector público y privado para estar preparados ante incidentes ocurridos como el de Gobierno Digital y BancoEstado.

La ciberseguridad no es un problema técnico. Un país del siglo XXI no puede funcionar sin ciberseguridad. Nuestra dependencia de los sistemas digitales es de tal magnitud y profundidad que si no entendemos los alcances de nuestras vulnerabilidades corremos el riesgo de desbaratar gravemente nuestra forma de vida. Necesitamos con urgencia desarrollar y entrenar una masa crítica de personas con conocimientos adecuados, de tal manera de prevenir y reaccionar ante ataques cibernéticos.

¡Ese es el desafío de hoy y no tenemos tiempo que perder, por eso insto al Ejecutivo a dar muestras claras y efectivas en esta Ley de Presupuesto para empezar a trabajar ahora ya! Debemos poner urgencia a las leyes que permiten configurar el sistema jurídico de ciberseguridad como la nueva Ley de Delitos Informáticos, la Ley de Protección de Datos Personales que crea la nueva Agencia Nacional e ingresar al más breve plazo la nueva ley del Sistema Nacional de Ciberseguridad.

Categories: Opinión

Tagged as: , ,

Deja un comentario