Opinión

Proyecto Nuevo Amanecer para una ciudad integrada y la vivienda como derecho consagrado en la Nueva Constitución (Vladimir Valenzuela Lillo)

Hace unos días pude asistir al “acta de entrega de terreno” para iniciar las obras del proyecto habitacional denominado Nuevo Amanecer. Diseñado por la Municipalidad de Valparaíso, a través de la EGIS Municipal y financiado por el MINVU y el Programa Asentamientos Precarios en el marco del Programa Fondo Solidario de Elección de Vivienda DS 49.

El proyecto está destinado al Comité de Vivienda “Luz de Esperanza”, conformado por 48 familias, la mayoría perdieron sus casas en el lamentable siniestro ocurrido en el sector de Playa Ancha alto, el 2 de enero de 2017.

Se construirán 48 viviendas doble dúplex, es decir, de dos pisos, con estructura de hormigón armado, 62 metros cuadrados, 3 dormitorios, 2 baños, cocina, living-comedor, logia, estacionamientos, juegos infantiles y áreas verdes.

Las familias, estaban contentas, Rosa Gallardo, presidenta del Comité, me señalaba: “Para mí y para mis vecinos es una alegría muy grande y de mucha felicidad que este proyecto se ejecute y que pronto estemos en lo nuestro para así volver a nuestra normalidad y seguir nuestras vidas. Gracias a todos quienes nos ayudaron, nos ayudan y a todos los que están detrás”.

Este proyecto, nace de los desafíos impuestos desde la Alcaldía Ciudadana encabezada por el Alcalde Jorge Sharp Fajardo, en aportar desde un municipio propositivo, un municipio como herramienta que insta a procesos de transformación de nuestros barrios e incide en la política pública destinada a la construcción de vivienda social. Un paso más.

Nace de un trabajo colectivo, donde cumplí el rol de coordinador técnico: el diseño se hizo mediante la participación activa de las familias, con arquitectos y especialistas dispuestos a aportar y a contribuir a diseño de vivienda social, con equipos municipales que acompañaron a las familias desde el primer día, y un municipio, que puso a disposición terreno para proyectos de vivienda social, logrando aumentar los estándares constructivos en cuanto a superficie y materialidad.

Este modo de gestionar y desarrollar proyectos habitacionales es inédito en la municipalidad y da cuenta de que requerimos de cambios estructurales que se enfoquen en una producción social de los territorios y sus habitantes, adhiero a lo expresado por Tania Madriaga Flores, candidata a la Convención Constituyente por el distrito 7 y quien fuera unas de las gestoras del proyecto habitacional descrito: “Los y las vecinas han planteado con mucha fuerza la necesidad de contar con una política pública orientada a garantizar el derecho a la vivienda y superar la orientación del gasto público orientada a privilegiar la ganancia privada.” Por ende – y en el  marco del proceso constituyente que se avecina – requerimos de una Nueva Constitución y un nuevo Municipalismo que consagre y garantice a la vivienda y la ciudad como derecho.

Y sostengo, como candidato a Concejal por Valparaíso, que será posible replicar y multiplicar proyectos habitacionales como el “Nuevo Amanecer” cuando contemos con:

  1. Una política comunal de vivienda y barrios diseñada junto a los comités de vivienda, los allegados, los campamentos y las agrupaciones ligadas a la recuperación de barrios, protagonista de los procesos de rehabilitación, repoblamiento y mejoramiento de barrios y conjuntos habitacionales.
  2. Un Concejo Municipal que sea un ente articulador entre las diversas aspiraciones territoriales y habitacionales de nuestra ciudad y un municipio que acompañe a los habitantes en sus aspiraciones y requerimientos. Un municipio que además, requiere disponer de más recursos y ampliar sus atribuciones.
  3. Un Estado presente, activo, que diseñe políticas públicas destinadas y centradas en el bienestar de los habitantes y no en directrices neoliberales que definen a los “bienes sociales”, como elementos especulativos o productos de mercado.

Por un Valparaíso para un Buen Vivir.

Vladimir Valenzuela Lillo
Candidato a Concejal por Valparaíso

 

Deja un comentario