Opinión

[CRONICA] Derribando mitos I: Esa vieja historia del Santiaguillo (Rodolfo Follegati Pollmann)

Ocurrió en 1986, en torno a las celebraciones del 450 aniversario del descubrimiento de Valparaíso. Alguien encontró unos planos del Santiaguillo, antigua embarcación que habría arribado a Valparaíso con los primeros conquistadores españoles, y propuso a las autoridades de la época construir una réplica de la embarcación para instalarla en el puerto. Y así se hizo.

Durante algunos años los residentes, turistas y visitantes pudimos observar esta nave e imaginar las duras travesías transoceánicas de la carabela, probablemente muy similar a las que trajeron a Cristóbal Colón. Todo un orgullo para la ciudad.

El paso del tiempo, de los años, el descuido y la falta de mantención hicieron que la Santiaguillo fuera quedando en el abandono, deteriorándose hasta su desaparición. Un naufragio en tierra.

Pero lo que no desapareció ni quedó en el olvido fue cierta versión de la historia del descubrimiento de Valparaíso que, a partir del hecho de la instalación de la réplica de la Santiaguillo, en 1986, se llenó de errores e imprecisiones hasta constituirse en un mito.

La historia, desconocida para muchos, se empezó a tejer de la siguiente manera. Juan de Saavedra, conquistador español, habría llegado a bordo de la Santiaguillo, en 1536, a la bahía de Quintil, habitada por los Changos, y la bautizó con el nombre de Valparaíso. Esta versión se puede encontrar en varias páginas de internet sobre Valparaíso, folletos y guías turísticas. De esta manera se instalaba en la memoria colectiva la idea de que la nave exhibida en el puerto correspondía a la primera embarcación que habría arribado a Valparaíso con su fundador a bordo.

Pues bien, hasta donde hoy sabemos, corroborado por la investigación histórica, Valparaíso fue descubierto y nombrado así por Juan de Saavedra, eso no hay quien lo niegue. Pero Juan de Saavedra no llegó por mar en la Santiaguillo, como se ha creído y divulgado por tanto tiempo, sino que fue enviado por Diego de Almagro desde el valle de Quillota, para hacer contacto con el capitán Alonso de Quintero, que venía al mando de la nave “San Pedro” apoyando por mar la expedición terrestre. Almagro comandaba la primera expedición de conquista del territorio de Chile, para lo cual realizó una dura travesía por tierra, desde El Perú, cruzando la Cordillera de Los Andes y el desierto de Atacama para llegar al valle de Quillota.

Fue, entonces, la “San Pedro” la primera nave en recalar en Valparaíso, en 1536, al mando de Alonso de Quintero. Se sabe también que otras dos naves que acompañaban a la “San Pedro”, eran la Santiago y la San Cristóbal, pero naufragaron antes. Nada de “Santiaguillo”.

Si hasta Lukas, Renzo Pecchenino, aquel querido y famoso caricaturista de la intimidad de Valparaíso, creyó que por la actual subida Almirante Montt habría “subido seguramente don Juan de Saavedra en 1536, en busca del Santiaguillo”.

Lo que se puede asegurar respecto a la Santiaguillo, según la documentación disponible, es que esta embarcación habría llegado recién a Valparaíso en 1543, al mando de Luis Hernández, con socorros para la ciudad de Santiago. Esto viene confirmar que la Santiaguillo no fue la primera embarcación en arribar a Valparaíso y que tampoco habría venido a bordo de ella Juan de Saavedra.

Por otro lado, se sabe que la histórica “San Pedro” habría vuelto a recalar un par de veces en la bahía. En uno de esos viajes, en 1544, llegó el navegante genovés Juan Bautista Pastene, a quien Pedro de Valdivia, Gobernador de Chile, encargó la exploración y toma de posesión de las tierras que se descubrieran más al sur. Es más, podemos agregar que recién en esa fecha, 1544, se registra el primer documento oficial en que se menciona Valparaíso; se trata de la carta poder del Gobernador Valdivia con instrucciones a Pastene, donde se señala: “…y ahora de nuevo nombro y señalo este puerto de Valparaíso para el trato de esta tierra y ciudad de Santiago”.

¿Podremos sacar de la memoria colectiva esa vieja historia del “Santiaguillo”, como la primera embarcación que trajo al descubridor de Valparaíso? No lo sé, pero lo cierto es que se hace muy difícil deconstruir los mitos históricos.

Valparaíso fue descubierto y nombrado por Juan de Saavedra, capitán de Almagro, que llegó desde el interior al encuentro de Alonso de Quintero, que venía por mar a bordo de la “San Pedro”. Comencemos a contar la historia de la ciudad desde ahí, y tal vez, podremos encontrar respuestas más coherentes en el pasado de la ciudad que nos permitan enfrentar los problemas de hoy.

La instalación de la réplica del “Santiaguillo” en 1986 bien podría haber señalado la verdadera historia de la participación de esta nave y su tripulación en la remota historia de Valparaíso, pero no fue así, y se fortaleció aún más el equivocado mito fundacional de la ciudad. Sin embargo, al menos, para los que tuvimos la ocasión de observar de cerca la réplica de la embarcación, fue una buena oportunidad para aproximarnos a la experiencia de aquellos hombres que surcaron las aguas del océano meciéndose en una cáscara de nuez.

Rodolfo Follegati Pollmann
Profesor de Historia
Magíster en Historia PUCV

Deja un comentario