Cartas a la redacción

[CARTA] Temporales en el Valle del Aconcagua y prevención de daños

Sin duda alguna la lluvia es conocida por traer prosperidad a todo el mundo, curando sequías, salvando a la flora y fauna, pero lo que nadie dice de las lluvias son las desventajas y los daños que esta puede generar a los sectores más vulnerables. En el valle del Aconcagua es común tener varias precipitaciones a lo largo del año, pero cuando estas sobrepasan un limite pueden generar grandes daños a la comunidad del valle, inundando calles, destrozando casas, destruyendo a las grandes plantaciones que los agricultores demoran meses en llevar a cabo.

Es por eso que hoy, señora directora, nos comunicamos con usted para darle a conocer nuestra preocupación sobre la falta de medidas preventivas que posee el valle del Aconcagua para enfrentar los grandes temporales que ocurren de vez en cuando cada año. Hay varios antecedentes que demuestran la poca preparación por parte del valle para enfrentar los grandes y pequeños temporales que han ocurrido. Ya hay registros que indican el gran daño que dejan estas grandes lluvias a la población del valle. Solo recordemos el gran temporal ocurrido en junio de 1997 en gran parte del país. Las fuertes precipitaciones caídas afectaron las regiones de Atacama, Coquimbo, Metropolitana de Santiago, del Libertador General Bernardo O’Higgins, del Maule, del Biobío, de La Araucanía y la de Valparaíso, siendo esta última una de las más afectadas. No solo esas lluvias han dejado gran destrucción en el sector del Aconcagua, sino que pequeños temporales también dejan gran daño, como lo fue el del 1 de febrero de este 2021, el cual afectó principalmente a la agricultura del valle.

Es por eso que tomando en cuenta el historial de los daños causados por las precipitaciones a lo largo de todo el Aconcagua, es de gran importancia tomar las medidas necesarias para que las incidencias climáticas no generen un daño como en los años anteriores y que se vuelva una situación más predecible y controlable para las autoridades. Y así lograr que las grandes lluvias solo traigan alegría y prosperidad para todo el valle.

Atentamente,

Alumnos de IX Medio
Colegio Curimón de San Felipe

Deja un comentario