Opinión

[OPINION] Los corruptos a la cárcel (Jorge Bustos)

La corrupción ha sido y será la herramienta que han usado los adoradores y seguidores del neoliberalismo para instalarlo y mantenerlo en nuestro país, y en esta complicidad no sólo están inmiscuidos los representantes del parlamento, sino también miembros del ejecutivo, del poder judicial y las organizaciones armadas. Y así promovido desde todos los estadios del poder la corrupción llegó hasta las comunas o territorios, como los jóvenes le dicen hoy.

Desde la Presidencia de la República se modifica una ley, a través de un decreto, para favorecer a una empresa inmobiliaria como Besalco, para aprobar un permiso de construcción que, además, es trucho. Besalco a su vez construye piscina para personaje arrimado al poder. Desde el Servicio de Impuestos Internos se deja sin castigo a los corruptos que “boletean” por informes que nunca hicieron; desde el poder judicial se le rebajan las multas al yerno del asesino, ladrón y traficante de Pinochet; desde los tribunales condenan a clases de ética a estafadores y parte de una red de asociación ilícita para estafar a todos los chilenos; desde las Intendencias se compraron cajas de mercaderías desde un 81,2 % hasta un 2% de sobreprecio; en el municipio de Viña del Mar se repara -mejor dicho, se destruye- un monumento nacional por 240 UF el metro cuadrado, cuando el metro cuadrado de un edificio con aire acondicionado, escalas eléctricas y ascensores cuesta no más de 20 UF el metro cuadrado.

Lo que describo es de conocimiento público. Varios periodistas han hecho sendas investigaciones, todas respaldadas con documentación, además de los informes que la Contraloría de La Republica ha evacuado; sin embargo, las antiguas y nuevas “AUTORIDADES”, funcionarios públicos por lo demás, no han puesto en conocimiento de tribunales o fiscalías estos antecedentes. Caso diferente está sucediendo en Viña del Mar, donde ex fiscales han empezado una investigación acuciosa sobre la “organización delictiva” que sumió al municipio de la Ciudad Jardín en la cueva de Ali Baba y más de 40 ladrones.

Resulta raro que ciudadanos comunes nos enteremos de estas noticias y las autoridades “NO”, por ejemplo: que las cajas de mercadería que se repartieron en la Región de Valparaíso tuvieron un sobre precio de un 57% del precio del mercado, es más, que existen dos informes de la Contraloría General de La República que indica que “según lo confirmado por la Jefa de la División de Administración y Finanzas del Gobierno Regional de Valparaíso, las cotizaciones correspondientes a las empresas proveedoras Comercializadora VyB, Magens S.A. y empresa Solo Fresco, fueron solicitadas el día 22 de mayo de 2020, sin embargo, la cotización a la empresa CENCOCAL S.A. fue requerida recién al día siguiente de la aprobación del CORE, esto es, el 23 de mayo de 2020, sin que en esta oportunidad se hayan proporcionado antecedentes que permitan determinar la forma como la entidad contratante tomó conocimiento de la existencia de dicha empresa, ni haya sido posible establecer si esta última conocía o no los términos que regirían la contratación de la especie”. Es súper sospechoso que el CORE conozca los presupuestos de dos empresas y que se la adjudique un tercero, que no presentó cotización para ser aprobada.

En otra parte el informe menciona lo siguiente: “En consecuencia, debe observarse que se desconocen los motivos por los cuales esa Intendencia Regional decidió contratar con la empresa CENCOCAL S.A., y no con alguna de las otras sociedades de las que había recibido oportunamente las pertinentes cotizaciones a la data (FECHA) de la votación del CORE; además, se advierte la imposibilidad de asegurar que aquella no contó con información anticipada acerca de las condiciones de contratación, al haber obtenido la ventaja de entregar su cotización en una fecha posterior al pronunciamiento del CORE”.

Pero esto no solamente pasó en la Región de Valparaíso. Según las cotizaciones de las Contralorías Regionales, 15 de las 16 regiones compraron las canastas familiares entre un 81,2% y un 2% más caros. De las 15, destacan Tarapacá́ con 81,2%, Arica y Parinacota con 70,3%, Maule con 70,2% y Valparaíso con 57% por sobre los valores cotizados por el organismo contralor. Algunos dirán o creerán que frente a este demoledor informe, los actores, es decir, los exintendentes estarían en sus casas y castigados. Pues NO, ahora la mayoría de ellos son “DELEGADOS PRESIDENCIALES” y varios de ellos candidateándose para el próximo parlamento. Es más, el delincuente de la Región de Valparaíso anda aportillando el trabajo del nuevo Gobernador Regional.

La corrupción no se termina con políticas de consenso o acuerdos oscuros y repugnantes. La corrupción sólo se detiene metiendo presos a los delincuentes, ya sean privados o funcionarios públicos.

Opinion_JorgeBustos


Categorías:Opinión

Etiquetado como:,

Deja un comentario