Regional

Solo dos de los 45 sumariados por fiestas clandestinas en Cachagua y Zapallar durante la cuarentena pagaron sus multas

Diputado Andrés Celis Montt acusa desidia y falta de empatía e informó que insistirá hasta que el total de las sanciones sean canceladas: 3.725 UTM

A un año y siete meses de las fiestas clandestinas en medio de la cuarentena en las localidades de Cachagua y Zapallar, en enero de 2021, solamente dos de 45 personas sumariadas pagaron sus multas. Una de ellas canceló 10 UTM y la otra 50 UTM, sumando tan solo 60 UTM de un total de 3.725 UTM de sanción.

Información recibida por el diputado , tras reiterados oficios a la seremi de Salud, que da cuenta de un paupérrimo cumplimiento efectivo a las sanciones impuestas por no respetar las normativas y disposiciones sanitarias vigentes en ese momento en nuestro país.

Para el diputado de la Región de Valparaíso Andrés Celis Montt, integrante de la Comisión de Salud, «este incumplimiento evidencia la desidia y falta de empatía con la que han actuado los multados, a quienes poco y nada les importó poner en riesgo la salud del resto; y también demuestra la ineficiencia y poca competencia de la autoridad para gestionar que se realicen los cobros correspondientes. Pero esto no va a quedar así, porque voy a insistir las veces que sean necesarias para que cada uno de los multados pague por la infracción que cometió. El que la hace la paga y nadie está por sobre la ley, esa es una señal clara que debemos dar al país, basta ya de que un grupo de privilegiados decida saltarse las reglas. Eso no lo vamos a tolerar”.

En el desglose, en la denominada “Fiesta de Cachagua” realizada el 18 de enero de 2021, se cursaron 16 sumarios que totalizan 860 UTM. Una de los asistentes pagó su multa de 10 UTM algunos meses más tarde, el 13 de octubre de 2021.

En una reunión en una casa particular, tres días después (21 de enero) se multó a 13 personas, por un total de 180 UTM. Una de las asistentes a esta fiesta pagó su multa correspondiente a 50 UTM, lo hizo más de un año después, el 8 de julio de 2022.

En otra reunión, también en una casa particular, efectuada el 29 de enero, al organizador se le multó con 500 UTM, y a los 13 asistentes sumariados 15 UTM a cada uno, dando un total de 685 UTM. Ninguno de ellos figura que haya pagado su multa a la fecha.

También está el caso del conocido piloto Samuel Israel, el 7 de enero de 2021, donde se le multa con 1.000 UTM y el de una personalidad jurídica, Santo Diablo, acaecido al día siguiente, con la misma cantidad de UTM como sanción. Tampoco han cancelado sus multas.

Ante este escenario, y como respuesta a uno de los oficios enviados por el diputado Celis Montt, la seremi de Salud informó que “en los casos que no se ha dado cumplimiento al pago de la multa impuesta y que se encuentra en estado de ser exigido su pago, se remitirán los antecedentes a Tesorería General de la República para su cobro”.

Categorías:Regional

Etiquetado como:,

Deja un comentario