[OPINION] OCDE y sexto retiro (Manuel Cea)

La continuamente citada en nuestro país OCDE es una institución intergubernamental que reúne a 36 países, los cuales están comprometidos con la economía de mercado y sistemas políticos democráticos. La OCDE es un foro, donde los países intercambian experiencias tanto en políticas públicas, mejores prácticas y promueven recomendaciones orientadas a fomentar el desarrollo económico y el bienestar de la población en general. El diálogo, el consenso, el análisis y la comparación de información y datos, las evaluaciones y las revisiones entre pares conforman la esencia del trabajo de esta institución.

Esta organización constituye, además, una de las fuentes más grandes y confiables en los ámbitos de estadísticas y de información económica, además de social a nivel mundial. Sus proyecciones, específicamente en temas económicos, resultan muy relevantes a nivel internacional. La OCDE mantuvo sus proyecciones para el crecimiento de Chile en los próximos 2 años, respecto con sus últimas actualizaciones que fueron publicadas en el mes de septiembre. Así, el organismo intergubernamental mantuvo su estimación de crecimiento del producto de 1,9% para la economía chilena en el 2022, y una caída de 0,5% para el 2023. Para el 2024, en tanto, presentó un pronóstico de crecimiento positivo de un 2,6%.  Vale la pena recordar que todas las anteriores son, en comparación con el año anterior, dato bastante relevante y a tener en consideración.

Estas proyecciones fueron justificadas por las condiciones financieras más estrictas, retiro de las medidas de apoyo relacionadas con la pandemia y que el efecto de la inflación sobre el poder adquisitivo de la población, desaceleraría el consumo. Por otro lado, tasas de interés más altas y la baja confianza empresarial mantendrían la inversión, como lo definió el organismo, “moderada».

Sobre la inflación, destacó que ha comenzado a disminuir y continuaría su tendencia a la baja durante el 2023, a medida que los efectos del endurecimiento de la política monetaria sobre el crecimiento y la inflación se hagan visibles, y convergerá hacia la meta del Banco Central de Chile para el 2024. También se afirma que las condiciones monetarias debieran permanecer estrictas para garantizar que la inflación regrese a la meta propuesta, en torno al 3%. Llama la atención, sabiendo que, en un alto porcentaje, la inflación que observamos se explica por componentes internos a nuestra economía y, en particular, los retiros de los fondos previsionales son una parte importe de esto.

Hemos observado cifras inflacionarias que no veíamos hace varias décadas y, recordando que este efecto castiga siempre en mayor medida a los más pobres, ¿cómo se entiende impulsar un sexto trámite legislativo para un nuevo retiro?

Al parecer, no somos capaces de apreciar los esfuerzos que como país estamos haciendo para volver a una inflación baja y estable. Pensemos que la cordura, al final, reinará y todos nos daremos cuenta de lo relevante que es volver a la senda que por cuatro décadas ha impulsado nuestra autoridad económica.

Manuel Cea
Director de la carrera de Ingeniería en Administración
Facultad de Economía y Negocios de la UNAB, Sede Viña del Mar

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:,

Deja un comentario