Proyecto de Ley promueve participación política efectiva de personas con discapacidad

  • El proyecto es presentado por el diputado Diego Ibáñez y las diputadas Mercedes Bulnes y Clara Sagardía, quienes proponen un 5% de candidaturas a elección popular con situación de discapacidad y que al menos el 5% del presupuesto de partidos sea dedicado a promover su participación política.

El diputado Diego Ibáñez y las diputadas independientes Mercedes Bulnes y Clara Sagardía, junto a la Comisión de Discapacidad de Convergencia Social -bancada a la que ambas pertenecen- presentaron un proyecto de ley para que las personas con situación de discapacidad tengan una real participación en política.

Para ello, el proyecto contempla que un mínimo del 5% de las candidaturas a diputado/a o senador/a de un partido sea para personas con algún tipo de discapacidad. Además, existirán sanciones a los partidos que no acaten esta ley.

La moción incluye un artículo que establece que los partidos políticos deberán dedicar al menos el 5% de su financiamiento en promover la participación política de las personas con discapacidad y su plena incorporación a la orgánica interna.

Este proyecto se rige por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, firmada y ratificada por el Estado de Chile en 2008, que reconoce el derecho de las personas con discapacidad a la participación en la vida política y pública, lo que incluye el derecho a votar y ser elegidas. Es así que “los Estados Partes garantizarán a las personas con discapacidad los derechos políticos y la posibilidad de gozar de ellos en igualdad de condiciones con las demás”.

Según el II Estudio Nacional de Discapacidad que fue realizado en 2015, el 78,4% correspondía a personas mayores de edad, de quienes el 61,3% no participaba en ningún tipo de organización social. Pese a eso, tenían una participación en procesos electorales mayores que el de las personas que no presentaban situación de discapacidad (67,1 y 60,4%, respectivamente).

El diputado Ibáñez, de sostuvo que ”no hay pleno respeto de los derechos civiles y políticos si no corregimos las discriminaciones estructurales que hoy tiene nuestro sistema político. Lo que decimos con este proyecto es que basta de tener ciudadanos de segunda clase. Pasaremos a la ofensiva en la lucha por los derechos de las personas con discapacidad para que puedan efectivamente incidir en la vida política de nuestro país”.

Para la diputada Bulnes, de la Región del Maule, este proyecto disminuye la brecha que se ha arrastrado por años: ”Quienes adherimos a esta moción parlamentaria consideramos que el Estado no ha adoptado todas las medidas para que las personas con discapacidad ejerzan sus derechos políticos, como son el de sufragio y el de ser elegidos en cargos de representación popular. Estimamos que las personas con discapacidad que tienen la necesidad y capacidad de participar, deben dárseles una opción clara y real, por lo menos en un 5% de las elecciones populares”.

En la misma línea, la diputada Sagardía, de la Región de Bío Bío, indicó que “en democracia es urgente eliminar barreras que imposibiliten la participación de personas con discapacidad como ciudadanos plenos, es decir, como personas que votan y que pueden ser elegidos. Es en tal sentido que esta  ley llena ese vacío de representación de ese más de  20% de personas discapacitadas que existen en nuestro país, y es por eso que urge la modificación a ciertos cuerpos legales, es por eso que este proyecto de ley viene a modificar el artículo 4 de la ley de elecciones para que pueda ser incluido y exista una participación efectiva de un mínimo del 5% de representantes de personas con discapacidad en en procesos eleccionarios de diputados, senadores, alcaldes, etc.».

Por último, Pablo Selles, integrante de la Comisión de Discapacidad de Convergencia Social, se refirió al papel de las personas con discapacidad en la política: “Llegamos para quedarnos. Somos el 20% de la población chilena y vamos a estar presentes en los procesos de discusión política en la generación de esta nueva democracia en el proceso constituyente que se viene. Este proyecto de ley viene a fortalecer la democracia. Necesitamos con urgencia un sistema político que esté acorde con la diversidad de la sociedad que tenemos. Un sistema político con partidos políticos que incorporen la discapacidad, la diversidad y disidencias hacen más completa la discusión democrática y la sociedad que queremos”.

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:,,

Deja un comentario