Opinión

[CRONICA] El Buen Porteño y el cafecito

El Buen Porteño de más que se toma un cafecito con punta con los representantes de la ley, pero nica en el Starbucks porque eso es de finolis de Santiago. El cafecito tendría que ser en el Hesperia o en la Españita, a lo más en un carrito, cagándose de frio (ese café que te lo pasan hirviendo y que, por lo mismo, se te pega el labio inferior en el choquero).

El BP le tiene aprecio a la policía informada y, por distintas causales, conoce por dentro todos los móviles institucionales, sea la mosca azul, el carnicero, la cuca, la micro y uno que otro radiopatrulla. El BP ha arrancado del guanaco, del zorrillo y ama el perfume de la lacrimógena. Es más, junta el polvillo blanco y lo usa como pebre para que la comida sea más picante y llorosa. Asimismo, ha pasado paradisíacas noches en, a lo menos, tres comisarías, siendo las más cotizadas las que ya no existen, como La Matriz o la de Barón.

El BP valora que el uniforme institucional sea del mismo color que el de Wanderito o de las Verde Mar, porque ese es el color corporativo del Puerto. También se sabe el himno institucional, por lo menos la primera línea, el resto lo improvisa. El BP aprecia al uniformado que recorre las calles a pie, que se cree de verdad su función, al verdadero servidor público. A ese uniformado, el BP viene, desde hace décadas y pese a todos los canazos, convidándole un café.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s