Destacado

[OPINION] Los Miserables (por Gato Dequinta)

No, estimado lector, no se confunda. No se trata de la célebre obra de Víctor Hugo, sino de un grupo de senadores de Gobierno y oposición que, en una actitud miserable, votaron en contra de la retroactividad del limite a la reelección de parlamentarios. Otros fueron más cobardes aún y, para no quedar tan en evidencia, se abstuvieron.

CongresoEstos últimos trataron de “vender la pomada” de que se abstenían porque eran “incumbentes”, es decir, les afectaba directamente y, en un supuesto gesto altruista, evitaban pronunciarse. Pero la verdad es que, con su interesada actitud, evitaron por omisión dar los votos para aprobar la medida que los sacaría irremediablemente del Congreso en las próximas elecciones.

La lista de miserables que votaron en contra es la siguiente: Pedro Araya; José Miguel Durana; Alejandro García-Huidobro; José Miguel Insulza; Jorge Pizarro; Jorge Soria, y Jacqueline Van Rysselberghe.

Los cobardes que se abstuvieron fueron: Carlos Bianchi; Francisco Chahuán; Juan Antonio Coloma; Luz Ebensperger; Guido Girardi; Juan Pablo Letelier; Adriana Muñoz; Ximena Órdenes; Yasna Provoste; Jaime Quintana; Rabindranath Quinteros, y Ena Von Baer.

Alvaro Elizalde no votó. El senador Alejandro Navarro se inhabilitó y tampoco votó.

ASIGNACIONES Y SUELDOS ESTRATOSFÉRICOS

Cada senador recibe un sueldo líquido de 6 millones de pesos, más una asignación para gastos de 24 millones de pesos. En total, 30 millones mensuales. Al año, 360 millones de pesos. En los 8 años que dura el período de un senador: ¡2.880 millones de pesos!  Y si fueron reelectos como senador, súmele el doble.

Imagine el lector cuánto dinero acumulan en sus bolsillos personajes como Juan Pablo Letelier, Jorge Pizarro o Juan Antonio Coloma, que han sido parlamentarios desde 1990. Y otros como Alejandro Navarro, Guido Girardi y Alejandro García Huidobro que llevan más de 20 años en el Congreso.

LOS DESTACADOS

También hubo un grupo de parlamentarios que votó a favor, pero su voto no alcanzó para aprobar la normativa que se quería.

Los que estuvieron por poner fin a esta práctica: Andrés Allamand; Isabel Allende; Carmen Gloria Aravena; Juan Castro; Alfonso De Urresti; Rodrigo Galilea; José García; Carolina Goic; Alejandro Guillier; Felipe Harboe; Francisco Huenchumilla; Felipe Kast; Ricardo Lagos W.; Juan Ignacio Latorre; Carlos Montes; Iván Moreira; Manuel José Ossandón; Víctor Pérez; Rafael Prohens; Kenneth Pugh; Ximena Rincón, y Diego Sandoval.

El proyecto como quedó significa que no habrá retroactividad y que se comenzará a aplicar desde la próxima elección. Pasó ahora a Comisión Mixta. Tal vez allí hagan lo mismo, dejen caer el proyecto por falta de apoyo.

Cabe destacar que todo esto fue posible que lo hicieran porque la gente no estaba en las calles, protestando. Se aprovecharon de la pandemia para seguir sacando provecho del pueblo. Pero el coronavirus pasará y la gente volverá a las calles en todo Chile. Entonces, a no olvidar esto que hicieron.

UNA REFLEXIÓN

Antes de terminar estas líneas una reflexión final.

Durante las protestas iniciadas en octubre del año pasado (y que volverán, sin duda, después de la pandemia), miles salieron a las calles a protestar contra los “señores políticos”, porque “no hacen nada y se llenan los bolsillos de dinero”. Pero, ¿de quién es la culpa? ¿Del chancho o del que le da el afrecho? Si usted elige a los mismos de siempre, no se queje después que se rían en su cara.

Estos sujetos, los que votaron en contra o se abstuvieron para evitar ser echados del Congreso, fueron elegidos una y otra vez por los mismos electores. Está ahora en manos de la ciudadanía cambiarlos en las próximas elecciones por nuevas personas que trabajen efectivamente por la gente y que estén en sintonía con el nuevo Chile que emerge.

Opinion_GatodeQuinta

Deja un comentario