Nacional

Diputadas, diputados y organizaciones sociales presentan proyecto de ley #NoMásViolenciaDigital

Las diputadas y diputados Maite Orsini (RD), Maya Fernández (PS), Gonzalo Fuenzalida (RN), Jorge Alessandri (UDI), Marcelo Díaz (Unir), Gael Yeomans (CS), Marisela Santibáñez (PC) y Miguel Ángel Calisto (DC) junto a organizaciones de la sociedad civil; Abofem, ONG Amaranta, Hablemos de Ciberacoso, Observatorio contra el Acoso Chile, Proyecto Aurora, Ley Pack Ahora y Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, presentaron este miércoles el proyecto de ley #NoMásViolenciaDigital, que busca instalar la demanda por seguridad digital, prohibir ciertas conductas particularmente graves y diversificar cómo éstas son penalizadas.

Una alianza inédita entre parlamentarios de distintas coaliciones políticas y organizaciones sociales permitió que, luego de meses de trabajo, se presentará esta tarde un nuevo e innovador proyecto: No más violencia digital. “Luego de meses de pandemia, encierros y cuarentenas, buena parte de nuestra vida se ha trasladado al espacio digital. Sin embargo, la digitalización de nuestra vida también ha tenido aspectos muy negativos. En las redes sociales, que no son sino una extensión del espacio público, también ocurren violencias típicas del espacio físico, como el acoso, las amenazas o la vulneración a la privacidad”, comentó la diputada Maite Orsini (RD).

Además, agregó que “por ello, en conjunto con diversas organizaciones sociales, como Abofem, Rompiendo el Silencio, Ley Pack Ahora, el Observatorio Contra el Acoso Chile, Hablemos de Ciberacoso, Proyecto Aurora, y en conjunto con diputadas y diputados transversalmente, nos juntamos para trabajar en un proyecto que identificara tipos de violencia que son especialmente dañinos para las personas, particularmente para las mujeres. Identificamos el acoso digital, el doxing o difusión de datos personales, la suplantación de identidad por medios digitales, la difusión no consentida de packs y el ciberflashing o exhibición de contenido no solicitado”.

En tanto, una de las autoras del proyecto, la diputada Maya Fernández, complementó: «En pandemia aumentó la comunicación digital entre las personas, evidenciando de paso las conductas de ciberacoso, intimidación y vulneración de la privacidad a la que se ven expuestas principalmente las mujeres, según han estudiado las organizaciones que nos acompañan en este proyecto, producto de la sociedad machista en la que vivimos. Por lo mismo, resulta necesario sancionar las diversas expresiones de violencia digital, tales como difusión no consentida de datos personales, difusión de contenido íntimo no consensuado, suplantación de identidad por medios digitales, exhibición de contenido no solicitado, entre otros», sostuvo la legisladora PS.

«Otro aspecto positivo que contiene este proyecto, es que los fondos recaudados producto de las multas que establece el mismo, serán destinados para prevenir, resocializar a victimarios y reparar a las víctimas. Por tanto, estamos ante un proyecto bastante integral del que esperamos un apoyo transversal», agregó Fernández.

Por su parte, el diputado Gonzalo Fuenzalida comentó que “la violencia, las amenazas y la intimidación se tomó las redes y esto tiene que acabar, porque no es justo, porque en una sociedad donde nos comunicamos siempre tiene que ser con respeto, protegiendo los datos de las personas, su intimidad y su privacidad. Y la violencia y la amenaza no puede ser la forma en que nos comuniquemos, ni siquiera en el mundo digital ni en las redes”.

Respecto a la postura del gobierno, el diputado de Renovación Nacional agregó que “transversalmente, diputados de distintos partidos políticos hemos apoyado un proyecto que hemos trabajado durante meses. El Gobierno también tiene un proyecto que presentó hace un tiempo atrás, pero están totalmente abiertos y hemos conversado con el Ministerio de Justicia y el Ministerio de la Mujer, para que también participen de esta iniciativa y podamos tener la mejor legislación que sancione y que prevenga este abuso que se hace en las redes y que esta comunicación que tiene buenos fines, termine siendo la violencia, la amenaza de muchas personas de manera injusta”.

Además, el diputado Jorge Alessandri (UDI) planteó que “este proyecto de ley busca que aprendamos a prevenir, que aprendamos a cuidar a nuestros hijos, cuidarnos nosotros mismos, cuidar nuestra intimidad, buscar el consentimiento y que nos sepamos relacionar en este nuevo mundo, en esta nube gigantesca que se llama el mundo digital”.

En la misma línea, la diputada Orsini agregó que “el proyecto se guía por el consentimiento. Lo central, para nosotras y nosotros, es proteger la posibilidad de comportarse libremente en internet, sin que otros puedan tomar decisiones respecto de cómo cada uno quiere desenvolverse en el espacio digital. Por lo mismo, el proyecto pone el énfasis no tanto en el castigo, sino que en la prevención: proponemos que, con las multas que se obtengan por la sanción de estas conductas, se generen programas de prevención y educación sobre un uso respetuoso del espacio digital”.

En paralelo, el diputado Marcelo Díaz (UNIR) señaló que «es evidente que la violencia, el acoso y el abuso están presentes en el mundo digital. Es por esto que junto a un grupo transversal de organizaciones, diputados y diputadas hemos decidido iniciar el trabajo para actualizar nuestra legislación y encontrar las vías para establecer el resguardo y la protección que requieren las y los chilenos en las diversas plataformas y redes sociales. Las relaciones a través de la web no pueden estar al margen de la normativa ni mucho menos transformarse en un espacio de impunidad».

Finalmente, el diputado presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara, Miguel Ángel Calisto (DC) recalcó que “hoy las redes sociales son parte de la vida cotidiana de prácticamente todas las personas, son nuevas formas de interacción social. Por eso presentamos este proyecto que tiene como fin prevenir la violencia digital y prohibir ciertas conductas que cada vez son más frecuentes, como la suplantación de identidad por medios digitales, la exhibición o difusión de datos personales o el acoso digital. Como diputados tenemos que estar siempre pendientes de los cambios que va experimentando la sociedad para así ir actualizando la normativa”.

OPINIONES DE ORGANIZACIONES AUTORAS DEL PROYECTO DE LEY

Para Camila Guerrero Martínez, directora nacional de Derecho Penal de la Asociación de abogadas feministas de Chile (ABOFEM), “legislar en materia de acoso digital es urgente y necesario. Obedece al imperativo ético de que la ley se actualice constantemente, a la par de las nuevas formas de violencia que día a día nos afectan como mujeres y población LGBTIQ+”.

«Durante la pandemia, hemos visto cómo internet se ha vuelto un espacio de mayor relevancia social y cómo ello ha transformado nuestras formas de interacción. Pero al mismo tiempo, se ha intensificado la violencia de género y los discursos de odio en el espacio digital, lo que requiere una respuesta efectiva. Junto con la regulación de distintas formas de violencia digital, relevamos además la importancia de que este proyecto contemple la creación de un fondo para la resocialización, reparación y prevención, orientado a la educación. Este enfoque es innovador y esencial, y contribuirá sin duda a avanzar hacia la erradicación de la violencia de género y de los discursos de odio en el largo plazo. Por lo mismo, nos parece importante que enfoques como este se integren paulatinamente y de manera integral en toda la legislación en materia de violencia de género”.

Desde Observatorio Contra el Acoso Chile, su presidenta Carolina Jiménez, manifestó que “con la pandemia, la mayor parte de nuestra vida se volcó al mundo digital. Según las cifras de la encuesta OCAC 2020, 8 de cada 10 mujeres entre 18 a 26 años han sufrido alguna situación de ciberacoso sexual durante su vida. Con los confinamientos, esta realidad se ha recrudecido. Es urgente contar con una legislación adecuada, con enfoque de género, que dé respuesta a las víctimas de acoso digital, sancione a quienes lo cometen y contribuya a sensibilizar sobre este tipo de violencia sexual de género”.

Karen Vergara Sánchez, directora de comunicaciones y proyectos ONG Amaranta y Proyecto Aurora, agregó que “nosotras como ONG Amaranta y Proyecto Aurora participamos en la elaboración de este proyecto de ley junto a organizaciones de la sociedad civil y distintas bancadas de diputados y diputadas de la República, porque consideramos que Internet tiene que ser un espacio libre, un espacio donde podamos expresarnos abiertamente sin temor a sufrir violencia. “En nuestro caso, nosotras acompañamos a mujeres y comunidad LGBTIQ+ en las distintas violencias que reciben a través de estos espacios, donde nos damos cuenta que se busca anular su voz en internet a través del discurso de odio, de la anulación, del chantaje, de la amenaza de divulgar archivos íntimos sin consentimiento o de incluso enviarles videos sexualmente agresivos. Nosotras queremos abordar esto, y para ello estamos participando en este proyecto de ley. Confiamos en que vamos a poder concientizar y crear comunidad para abordar estos temas de manera conjunta, para que nadie más se vaya de internet por estar viviendo este tipo de violencias”.

Erika Montecinos, de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, sostuvo que “Tenemos claro que los discursos de odio no son libertad de expresión. Por eso apoyamos la tramitación de este proyecto ley que viene a regular estas situaciones en internet donde la violencia contra las mujeres y las disidencias, lesbianas, bisexuales, gays y trans, es constante. Por eso, hay que apoyar y exigir #NoMásViolenciaDigital”.

Paz Tondró, encargada de relaciones públicas de la Organización #LeyPackAhora, explicó que “la importancia de este proyecto de ley sobre violencia de género digital radica principalmente en que viene a rellenar el vacío regulatorio existente en cómo nos relacionamos en la web, haciéndose cargo de las necesidades de reparación a las víctimas de conductas de este tipo de violencia y de re educación también a quienes las cometen”.

Finalmente, Nicol Valdivia, periodista y una de las fundadoras de Hablemos de Ciberacoso, indicó que “Como Hablemos de Ciberacoso hace más de dos años que recibimos testimonios de niñas y mujeres víctimas de violencia de género digital. Esto no puede seguir así, Internet debe ser un espacio en el que cada persona se sienta segura. Creemos que este proyecto de ley, en el que hemos estado trabajando por meses junto a otras organizaciones de la sociedad civil, diputadas y diputados, es un gran paso para erradicar la violencia, especialmente por su perspectiva de género. Es por esto que decimos #NoMásViolenciaDigital”.

Deja un comentario