Nacional

Muerte digna y cuidados paliativos ¿a favor o en contra?: ciudadanía tendrá 30 días para participar

La autonomía de la voluntad, suicidio asistido, testamento anticipado, dolor extremo y enfermedad terminal fueron algunos de los términos abordados en un webinar en el contexto de la consulta.

Por años se ha buscado legislar en temas tales como la muerte digna o permitir la eutanasia. Pues bien, desde el pasado 20 de mayo y hasta el 23 de junio, la ciudadanía podrá participar de este importante debate, en la plataforma  del Congreso Virtual .

Para aportar a dicha conversación virtual, el presidente de la Comisión de Salud, el senador Rabindranath Quinteros convocó el webinar “La eutanasia y el derecho a morir dignamente: un debate ineludible” que tuvo como invitadas a la fundadora del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona, doctora María Casado; y a la magíster en Bioética de la Universidad de Chile, la doctora Gladys Bórquez.

Ambas académicas reflexionaron respecto a cuáles son los pros y contras de respetar la voluntad de un paciente que solicita poner fin a su vida, y en específico analizaron el proyecto que regula el acceso de estos pacientes a cuidados paliativos y, en casos justificados y debidamente acreditados, a solicitar lo que se ha denominado “una muerte digna”, que comenzará a estudiar la mencionada instancia parlamentaria.

Al respecto, el senador Quinteros reconoció que “hoy la muerte se ha instalado como un tema de conversación recurrente en el marco de la pandemia. Es un momento especial porque Chile está viviendo profundos cambios. Somos un país con profundas inequidades y la salud no escapa de ello”.

En cuanto a la propuesta que deberá revisar la Comisión, manifestó que “todos creemos que nadie debe sufrir sus últimos días y debe ser un derecho de morir en paz. Por eso es fundamental asegurar los cuidados paliativos y que las personas puedan expresar su voluntad sobre las atenciones médicas que pueda recibir en el caso de una enfermedad terminal, cuando no puede expresarse por sí mismo”.

RESPETO A LA VOLUNTAD

La fundadora del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona, doctora María Casado explicó que “la tecnología nos pone ante dilemas porque la gente no muere en casa sino rodeada de máquinas, la muerte es un proceso no un instancia (…) Hablamos de muerte de manera lejana y masiva pero nunca cuando nos trata a nosotros. Hay personas que no desean vivir a cualquier costo, por eso la autonomía debe ser respetada”.

“Hablamos de eutanasia activa, directa y a petición del sujeto. Se trata de la decisión del sujeto de morir y pedir ayuda. Hay dos actos: la petición y el acto médico o profesional sanitario (médico, enfermera). La tradición del humanismo laico y cristiano se cruzan y ahí está la raíz del asunto que complica al personal médico cumplir con dicha petición donde la sociedad impide el acto y lo sanciona”, resumió.

En tanto, la magíster en Bioética de la Universidad de Chile, la doctora Gladys Bórquez reflexionó que “el proyecto en debate llama a confusión. Muerte digna para muchos no habla de eutanasia y ahí se entienden los cuidados paliativos. La muerte solicitada es eutanasia. Creo que debería explicitarse que el proyecto es de eutanasia”.

“No se trata hacer competir los cuidados paliativos con eutanasia, pero ambos no pueden quedar solo en lo declarativo. Debe haber un acceso garantizado. En el GES sólo están los cuidados paliativos a los pacientes con cáncer que representan un 30% de los enfermos que en realidad requieren esta prestación”, complementó.

PARTICIPACIÓN

Cabe consignar que el proyecto emanado de la Cámara Baja al Senado asegura que la eutanasia estaría indicada para los pacientes con enfermedad terminal, sin embargo no se cierra a todos casos planteando que aquellas personas que padecen una patología seria que les ocasiona sufrimiento intolerable, también podrían ser candidatos.

Con todo, la norma hace referencia a la administración directa de un fármaco que ocasiona la muerte, por parte de un médico a su paciente que lo solicita (eutanasia), y también a la prescripción de un medicamento que el propio paciente ingiere (suicidio médicamente asistido).

Categories: Nacional

Tagged as: ,

Deja un comentario