[OPINION] Los RCD y su impacto en el medioambiente (Clarita Luz Caneo)

Al ver la gravedad de la cantidad de desechos provenientes de sitios donde se emplazan proyectos de construcción y de su impacto ambiental, es posible avizorar las consecuencias de una industria que avanza a pasos cada vez más agigantados, por lo que es de suma urgencia adoptar todas las acciones necesarias para no dejar atrás el cuidado de nuestro medio ambiente.

Significativo y valioso trabajo se ha desarrollado a través de la estrategia sustentable de los residuos de construcción y demolición (en adelante, RCD) correspondiente a una iniciativa multisectorial conjunta del Ministerio del Medio Ambiente, CORFO, MOP, MINVU y Construye 2025, que busca implementar la hoja de ruta de los RCD fomentando y promoviendo la economía circular en el sector construcción y una gestión sustentable de los RCD.

El crecimiento en ciudades impacta la extracción masiva de recursos no renovables y la construcción es el mayor consumidor mundial de materias primas. En Chile, proyectándose a 10 años, la población aumentará en casi un 20% requiriendo nuevos emplazamientos, hogares e infraestructura. Nuestro país ha construido en promedio, en los últimos 26 años, 10 millones de m2/año, generando una cantidad de residuos equivalentes a 1,5 cerros Santa Lucía, sin considerar los residuos provenientes de material de excavaciones, demolición y escombros.  Al 2030, se proyecta la construcción de 40 millones de m2 al año, equivalente a una generación de residuos de 5,2 cerros Santa Lucía anualmente.

El modelo económico a la fecha se ha basado en una producción lineal donde se extrae, fabrica, utiliza y desecha.  Al respecto, es necesario seguir avanzando con fuerza en la definición de políticas públicas sobre la regulación de los RCD ya que representa grandes desafíos, oportunidades, creación de valor y empleo junto con los tan necesarios beneficios, en términos medioambientales.

En el ámbito de la construcción, existe claramente un vector en la economía circular centrada en el aprovechamiento de los materiales de desecho provenientes del rubro. Éste desafía a rediseñar las formas en que las sociedades se proveen de edificación e infraestructura, diseñan sus espacios y se relacionan con el medioambiente. Las oportunidades para la circularidad en una ciudad son infinitas, mas lo anterior debe encontrarse amparado en normativa legal y técnica que no sólo lo permita, sino que lo promueva y, en ese sentido, nos encontramos al debe. La gestión de RCD es una clara oportunidad de creación de valor en la construcción ya que permite buscar soluciones que transformen las pérdidas de recursos en el sector, incentivando innovación, oportunidades de negocios y soluciones tecnológicas. Imperativo es la creación de un espacio donde lo anterior pueda concretarse.

Se ha postulado la necesidad de incorporar una visión integradora y de transitar hacia un modelo económico sustentado en: i) minimizar la cantidad de RRNN utilizados, incluidos agua y energía; ii) seleccionar de manera inteligente los recursos, minimizando los no renovables y las materias primas críticas, favoreciendo la reutilización de materiales o productos reciclados siempre que sea posible; iii) gestionar eficientemente los recursos, manteniéndolos y recirculándolos en el sistema económico el mayor tiempo posible, minimizando la generación de residuos y sus impactos medioambientales; iv) favoreciendo la restitución del capital natural fomentando su regeneración.

Ha llegado el momento de que la sustentabilidad y la productividad caminen de la mano y no por carriles separados como lo han hecho hasta ahora.

Te invitamos a conocer nuestra empresa R-Acciona y el trabajo que realizamos gestionando este tipo de residuos, visitando la página web www.r-acciona.cl y nuestras redes sociales, Instagram @r_acciona y Facebook R.Acciona.

Clarita Luz Caneo
Abogada
Directora Gestión Ambiental R-Acciona Ltda.

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:,,

Deja un comentario