Regional

GORE de Valparaíso y Ministerio de Vivienda firman convenio de colaboración para una política habitacional regional

Sin duda una de las mayores problemáticas que atraviesa el país es la falta de acceso a la vivienda, situación que se agudiza en la Región de Valparaíso, donde se registra el mayor déficit de construcción de viviendas.

Por aquello es que las autoridades regionales y nacionales han buscado alternativas para agilizar la construcción de viviendas y así poder ir frenando la crisis. Una de estas medidas se concretó hoy en sesión plenaria del Consejo Regional (CORE) de Valparaíso con la firma del convenio colaboración entre el Gobierno Regional (GORE) de Valparaíso y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) para el desarrollo de una política habitacional regional.

Este convenio de colaboración deriva del “Acuerdo por el Barrio y Vivienda digna” suscrito en el mes de julio de este año y tiene como principal enfoque desarrollar y potenciar una nueva política habitacional que permita mejorar, facilitar y diversificar el acceso a la vivienda, en el marco de la grave crisis habitacional que afecta a la región.

La seremi de MINVU, Belén Paredes, dijo que “la Región de Valparaíso tiene una emergencia habitacional, la cual requiere que actuemos con urgencia. Esta política va a permitir calificar proyectos, de iniciar obras y terminarlas en un período acotado”.

En tanto, el gobernador regional y presidente del cuerpo colegiado, Rodrigo Mundaca, indicó que “este convenio marco de colaboración va a fijar los criterios con los cuáles vamos a transferir –vía convenio de transferencia- recursos al MINVU para hacer realidad que se pueda contar con una vivienda y un barrio digno. Somos la región que tiene más campamentos en el país, por lo que tenemos un compromiso y una responsabilidad en resolver estas asimetrías”.

Para Irma Troncoso, de la Defensoría de la Vivienda y el Buen Habitar, la firma del convenio «es un paso importante para buscar enfrentar el déficit habitacional que mantiene estresadas a miles de familias en nuestra región. Es importante que tanto el Gobierno Regional como el central se coordinen para genera una estrategia que vaya en solución de esta problemática. Esperamos ver los resultados al menor plazo posible, ya que contar con un lugar donde habitar en comunidad es fundamental para el desarrollo humano».

Desde el Consejo Regional de Valparaíso, la core Nataly Campusano destacó la importancia de la firma del convenio, señalando que «sabemos que muchas personas, muchos comités, están en la espera de su solución habitacional y esperamos que con este financiamiento -que va a ser por parte del Gobierno central y el Gobierno regional- se pueda dar una pronta solución en las distintas problemáticas que son parte de la vivienda, desde la compra de terreno hasta también, en este caso, lo que es la misma construcción de la vivienda como tal».

La consejera explicó que «este convenio se va ir dialogando año a año, pero es un compromiso del Gobierno Regional porque entendemos que es una problemática principal en la Región de Valparaíso. Si queremos ser un aporte y en lo particular es algo que estamos forjando hace mucho tiempo para que muchas familias puedan alcanzar el sueño tan esperado, que es una casa propia».

Por su parte, la core Tania Valenzuela manifestó que “como autoridad regional, representante de una de las comunas más afectadas como Viña del Mar, destaco este convenio que nos permitirá diversificar las formas en que se involucra el Gobierno Regional en materia de vivienda y barrios, identificando urgencias y construyendo un listado de proyectos orientados a resolverlas a través de la adquisición de terrenos, mejora de condominios sociales, fortalecimiento de equipos municipales y construcción de espacios públicos. Espero se convierta en la base para avanzar durante el primer trimestre 2023 en un convenio de programación que comprometa los recursos necesarios para materializar cada una de estas iniciativas tanto del Gobierno Regional como desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo”.

El presidente de la Comisión de Vivienda, Campamentos y Territorios del CORE, Manuel Murillo, destacó la voluntad de poner los recursos necesarios “para acelerar la ejecución de una serie de proyectos que están detenidos. Hoy tenemos en la región cinco mil viviendas que están a punto de ser calificadas y con este convenio demos dar un empujón para que el próximo año estén efectivamente calificadas. Queremos dar una señal a los Comités de Vivienda que llevan tantos años esperando, para que no tengan que pasar 8, 10 o 15 años para obtener una solución. La única forma de detener las tomas y campamentos en la Región de Valparaíso es con una política pública que de soluciones a los problemas”.

A ello agregó que “por primera vez no sólo vamos a comprar suelos dignos, además estamos remarcando los nudos críticos que tienen los proyectos de viviendas sociales DS-49, entre ellos recursos para asistencia técnica que permita enfrentar el diseño de proyectos, sumando que muchos están detenidos por falta de financiamiento. Con este convenio, tendremos la facultad de poder influir directamente en miles de soluciones en la región”.

LÍNEAS DE TRABAJO

El convenio tendrá una duración de tres años (2023 – 2025), y se traduce en cinco líneas de trabajo y coordinación:

  1. Adquisición de suelos, a través de la gestión de un banco de suelos urbanizables, públicos y privados que permita adquisición y/o gestión de terrenos, en coordinación con la política pública de MINVU, SUBDERE, Bienes Nacionales y SERVIU.
  2. Habitabilidad de la vivienda social, centrado en el apoyo a la política de vivienda y habitabilidad, a través de la coordinación de los servicios.
  3. Espacios públicos, centrado en mejoras en el espacio de habitabilidad de los proyectos, entornos y construcción de barrios.
  4. Mejoramiento cualitativo de viviendas, a través de mejoras y equipamiento de brechas cualitativas en condominios sociales que requieren reparaciones, y/o proyectos de seguridad, habitabilidad, mantención o de acondicionamiento térmico de la vivienda e innovación de eficiencia energética.
  5. Asistencia técnica para el desarrollo de proyectos, estudios, diseños, seguimiento, costos de inspección, contratación de obras o partidas, según corresponda.

Deja un comentario