[OPINION] “No dejes que la verdad arruine una buena historia” (por Gato Dequinta)

El título de este artículo corresponde a una frase atribuida al magnate del periodismo de Estados Unidos, William Randolph Hearst, creador del periodismo sensacionalista y la podemos aplicar perfectamente a lo sucedido en la vergonzosa “denuncia” de Canal 13 sobre “adoctrinamiento político” del FPMR en el Liceo 1 de Niñas de Santiago.

El reportaje exhibido el domingo pasado comete faltas graves y evidentes a la ética periodística y recuerda los peores montajes hechos por la dictadura de Augusto Pinochet.

Se trata de un descarado propósito que pone fotografías de una actividad realizada por las alumnas en el 2017 sobre el rol político de las mujeres en dictadura, en especial de las mujeres que participaron en el FPMR. Las estudiantes se caracterizaron como “frentistas” con pañoletas y fusiles de juguete y se sacaron fotos para registrar la actividad.

En una actitud deleznable, los periodistas Juan Bustamante y Alfonso Concha, responsables del reportaje, exhiben las fotografías como parte de una supuesta campaña de “adoctrinamiento” del FPMR.

Enseguida, la “guinda de la torta”, entrevistan al ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien “confirma” que la policía “tiene antecedentes de que hay adultos ex militantes de grupos subversivos” que estarían adoctrinando a las alumnas del Liceo 1. Y los periodistas, sin ningún escrúpulo, concluyen en su reportaje que “entonces, todo calza”.

No hay, en todo el reportaje de casi 10 minutos, ninguna contrastación de las fuentes anónimas y escondidas en la oscuridad usadas por Bustamante y Concha, con la contraparte: no aparecen las dirigentas del centro de alumnos, ni del centro de apoderados, ni de la dirección del colegio. Solo se da la versión mentirosa y sesgada de un grupo de anónimos apoderados como la única verdad.

Empujado por una ola de críticas en las redes sociales, Canal 13 sacó un comunicado en que le echa la culpa a los apoderados denunciantes señalando que “es la opinión pública la que debe sacar sus propios conclusiones”. Pero omite descaradamente sus faltas a la ética, la no contrastación de fuentes, la falta de reporteo y profesionalismo, el reconocer que seguir preguntando podía arruinar tan “magnífica” historia. Había que dejarla como estaba. Es decir, lanzar la piedra y esconder la mano, intentando manipular groseramente a la opinión pública y sirviendo de “tontos útiles” a la campaña del Gobierno de sacar a troche y moche su desprestigiada ley de “Aula Segura”.

Cuántas veces no vimos esto en dictadura. Cuántas veces no vimos a un grupo de jóvenes estudiantes detenidos, mostrados en montajes miserables con panfletos, molotov y “cargados” hasta con metralletas y explosivos, exhibidos como “extremistas”, mientras la prensa sumisa al dictador llenaba sus páginas repitiendo como loros lo que dictaba la CNI o Dinacos.

Afortunadamente, hoy la situación ha cambiado. La sociedad chilena ya no resiste ser engañada tan burdamente. Ya no comulga con las ruedas de carreta que nos ha querido vender la derecha, ayer y hoy.

Pero hay que seguir siempre alertas para denunciar todas estas maniobras de quienes se oponen al avance de nuestro pueblo en su lucha por un Chile más justo y solidario y también a quienes se prestan para ser sus “tontos útiles”.Opinion_GatodeQuinta

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s