[OPINION] Las prioridades del “senador encargado” (por Robinson Delgado)

Mi madre es una mujer que camina hacia los 80 años. Gran parte de su vida la ha dedicado a sus hijos, a protegernos, y se ha sacrificado para ayudar a que salgamos adelante. Ella no opina mucho de política, más bien desconfía de los políticos; me dice “el problema de los políticos es que dicen una cosa y hacen otra”.

Cuando escuché ese juicio, se me vino al recuerdo las últimas semanas en la política local: tenemos una región azotada por el desempleo; gente muriéndose intoxicada en Quintero, Ventanas y Puchuncaví; la apropiación del agua por un grupo de empresarios paltones en Petorca; un sistema de transporte que premia a los empresarios con subsidios, aun cuando no cumplan con los contratos y le da lo mismo que los choferes meen y caguen en un tarro o coman en la calle; que matan en la puerta de la gobernación de Valparaíso a la gente y la Gobernadora mira para el techo haciéndose la lesa; que 50 dueños de camiones bloquean la Ruta 68 y le friegan la vida a miles de porteños porque un Senador les aviva la cueca; que con toda desfachatez, el presidente de la EPV nos dice que los puertos no deben ser de los porteños y que nos conformemos con las pegas que nos pueda dar; que en Viña la Alcaldesa le miente a los concejales y se gasta la plata de la ciudad en arreglarle los sueldos a sus asesores, y suma y sigue.

Ante este escenario casi catastrófico, uno se pregunta dónde están y qué están haciendo nuestras autoridades; en qué se gastan el tiempo libre o, más bien, el que le pagamos los vecinos y vecinas de nuestra región. O para responder la inquietud de mi madre, qué dicen y qué hacen.

En ese afán investigativo, me puse a leer la prensa regional y veo una foto de nuestro senador Francisco Chahuán al lado del “presidente encargado” Guaidó en Caracas defendiendo -según él- los derechos humanos de los venezolanos ante la tragedia del marxismo leninismo, como diría su mentor dictador. Y me cayó la teja: ¿no era este mismo señor el que dice estar muy preocupado de las cosas que pasan acá en casa y le recomendó al alcalde Jorge Sharp que se dejara de andar pensando en Chile y se preocupe de Valparaíso? ¿No es el mismo el que rasga vestiduras desde hace 10 años que lleva en su cargo de senador diciéndonos qué es lo que se debe hacer para sacar adelante esta región y después de 10 años en que ha instalado a sus alcaldes, gobernadores, seremis e intendentes, la región sigue en una debacle casi insostenible? Y el perla tomando cafecito en Caracas.

Iba a llamar a mi madre para decirle que, una vez más, tenía razón, que los políticos dicen una cosa y hacen otra. Pero dando la última vuelta por los medios de comunicación alternativos me entero que el alcalde Sharp también se iba de viaje -en su caso a Miami al encuentro de cruceros más importante del mundo con la misión de reponer a Valparaíso como destino para la industria-, y me pongo a pensar en lo que ha dicho y ha hecho el Alcalde. Dijo que recuperaríamos el borde costero para el goce de los porteños y porteñas, y hoy está en desarrollo el proyecto de inversión más grande que ha tenido la ciudad en el sector barón; dijo que iba a poner el interés de los vecinos de Valparaíso por sobre el interés de las inmobiliarias y cambió el plan regulador para evitar las nefastas construcciones en altura que amenazaban la vida de nuestros vecinos; dijo que iba a tener una gestión honesta y transparente, y hoy todos sabemos en qué se gasta la plata y por qué se gasta en eso; dijo que íbamos a trabajar por una ciudad más limpia y se está logrando; dijo que los tratos con los proveedores se harían considerando los intereses de la ciudad y no la de los empresarios; dijo que la Municipalidad sería un agente de cambio, y le cambió la vida a miles de porteños y porteñas con la Óptica y la Farmacia Popular. Es decir, hace lo que dice que va a hacer.

Así que llamé a mi madre, pero para saludarla no más, porque aun cuando en parte tenía razón, sólo era en parte porque en Valparaíso hay una nueva forma de hacer política, de cara a los problemas y en busca de sus soluciones, transparente, democrática y honesta, y que de a poco va ganando espacio en la región, con consejeros y consejeras regionales como Nataly Campusano que se preocupan del problema del transporte y que impulsa con fuerza la agenda feminista, y Tania Valenzuela, Valería Melipillán y Jorge Mora trabajando junto a sus comunidades; con parlamentarios como Jorge Brito, Juan Ignacio Latorre, Diego Ibañez y Camila Rojas que votan por derogar la ley de pesca y cambiar el sistema de pensiones eliminando las AFP, y con un alcalde que viaja para hacer la pega por la que se le eligió. Es decir, sí hay políticos que hacen lo que dicen que van a hacer. Mientras tanto, el senador Chahuán que siga tomando el rico café venezolano. Aquí en Valpo hay gente haciendo la pega que él dice que va a hacer pero no hace.

PD: Queda pendiente la pregunta si el paseíto a Caracas del senador Chahuán, con viáticos incluidos, lo pagó él o se lo tuvimos que pagar todos los chilenos y chilenas.Opinion_RobinsonDelgado

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s