Cultura

33º FICVIÑA: 8 aclamadas películas de Argentina, México, Brasil y Perú disputarán el PAOA en la Competencia Latinoamericana de Largometraje de Ficción

La nueva edición del Festival Internacional de Cine de Viña del Mar se llevará a cabo entre el 6 y el 15 de septiembre de forma gratuita.

Entre el 6 y el 15 de septiembre se llevará a cabo la 33º edición del Festival Internacional de Viña del Mar, FICVIÑA. El evento, totalmente gratuito, tendrá funciones en línea a través de la página www.ficvina.cl y presenciales en el Cine Arte de Viña del Mar e INSOMNIA Teatro Condell, dos cines emblemáticos de la región. Las actividades de formación será transmitidas a través de las cuentas de Facebook y YouTube del festival y algunos diálogos serán presentados en alianza con www.teatroamil.tv.

El festival, un evento fundamental para el cine latinoamericano, es financiado por el Fondo Audiovisual del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio; y organizado por la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar en conjunto con la Universidad de Valparaíso.

INQUIETUDES DEL PANORAMA EN EL CONTINENTE

La Competencia Latinoamericana de Largometraje de Ficción, la más antigua y tradicional de FICVIÑA, contará con ocho películas provenientes de Argentina, México, Brasil y Perú.

Esta competencia tiene como premio el bastón artesanal Rapa Nui PAOA. “Este año presenta ocho producciones y, como ha sido característico de este certamen desde su fundación, son películas que dan cuenta de la mirada crítica contemporánea de directores y directoras que observan territorios fuera del centro, regiones, fronteras, zonas frágiles y no exploradas habitualmente. Ocho películas, con una profunda mirada crítica y aguda  sobre Latinoamérica actual, donde el cine vuelve a ser el detonador de debates y expresión de lo que se desea transformar y cambiar en nuestras sociedades”, destaca Claudio Pereira, Director Artístico de FICVIÑA.

Las películas son:

“Bajo la corteza”, de Martín Heredia Troncoso (Argentina)
(2021, Ficción, 85 minutos).
César Altamirano un humilde trabajador rural vive en una situación económica muy precaria. Buscando mejorar su condición de vida conoce al empresario Héctor Zamorano, quien le pide generar un incendio forestal para poder utilizar un terreno para su negocio inmobiliario.
“Observa la explotación y destrucción de territorios para intereses particulares. Es una de tres ficciones sobre relaciones perversas provocadas por un asfixiante sistema económico, que se mantiene a costa de vidas humanas”,remarca Pereira.

“Cadáver exquisito”, de Lucía Vassallo (Argentina)
(2021, Ficción, 88 minutos).
Con Sofía Gala, Rafael Spregelburd.
Clara encuentra a Blanca, su novia, flotando sin signos vitales en la bañera de su casa. Destrozada por la situación, busca refugio en los recuerdos de Blanca mientras la misma se encuentra hospitalizada en estado de coma. De a poco, Clara empieza a descubrir a una Blanca que desconocía. Desde ese momento, comienza un camino de transformación física y psíquica con el fin de poseerla de alguna manera.
“En clave de thriller, habla sobre la voracidad de ciertas relaciones, con un fuerte atractivo estético”, analiza Pereira.

“Karnawal”, de Juan Pablo Félix (Argentina)
(2021, Ficción, 97 minutos).
Con Alfredo Castro, Diego Cremonesi.
Un joven bailarín de Malambo se prepara para la competencia más importante de su vida. Cuando su padre -un ex convicto- regresa, y pone en peligro todo al arrastrar a su hijo a su mundo criminal.
“Coproducción Argentina-Chile, nos sitúa en un territorio fronterizo entre Argentina y Bolivia,  con un nuevamente excepcional Alfredo Castro”, elogia el director artístico del certamen.

“La chica nueva”, de Micaela Gonzalo (Argentina)
(2021, Ficción, 78 minutos).
Con Mora Arenillas, Rafael Federman.
Jimena viaja a Río Grande, isla de Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina al encuentro de su medio hermano Mariano. El viento, el frío, y el complejo contexto de crisis económica son el marco donde Jimena desarrollará su empatía y pertenencia en relación a las personas que la rodean para por fin reconocerse.
“Va develando la precariedad y fragilidad laboral actual”, destaca Pereira.

“La civil”, de Teodora Ana Mihai (México)
(2021, Ficción, 145 minutos).
Con Arcelia Ramírez, Álvaro Guerrero.
La hija adolescente de Cielo, Laura, es secuestrada en el norte México. A pesar de pagar varios rescates, Laura no es devuelta. Cuando las autoridades no ofrecen apoyo en la búsqueda, Cielo toma el asunto en sus propias manos.
“Aclamada en el reciente festival de Cannes, esta película es un grito desesperado por la tragedia de la violencia cotidiana que sigue castigando a México”, cuenta el director artístico de FICVIÑA.

“Nudo mixteco”, de Ángeles Cruz (México)
(2021, Ficción, 91 minutos).
Con Sonia Couoh, Noé Hernández.
Tres historias se cruzan en la fiesta patronal de San Mateo, pueblo de la mixteca oaxaqueña. María vuelve a enterrar a su madre, su padre la rechaza y, en la incertidumbre y el dolor, le propone a Piedad, su amor de la infancia, que se vaya con ella. Esteban regresa después de tres años para descubrir que Chabela, su esposa, se junta con otro hombre; enfurecido convoca al pueblo para enjuiciarla en asamblea. Tona revive su propio dolor, ante el abuso sexual del que es víctima su hija y regresa a enfrentar a su Familia para protegerla.
“Esta ópera prima es una trilogía de personajes donde destaca las problemáticas de mujeres en el territorio rural mixteco”, agrega Pereira.

“Pão e gente”, de Renan Rovida (Brasil)
(2020, Ficción, 60 minutos).
Los desposeídos en un ensayo sobre el pan de cada día, influenciado por “La Panadería”, obra inconclusa de Bertolt Brecht. Con Talita Araujo, Rogério Bandeira.
Pereira indica: “En la línea del cine ensayo y cine performativo, nuevamente Brasil nos ofrece una declaración acerca de lo que significa sobrevivir en Latinoamérica actual”.

“Samichay”, de Mauricio Franco (Perú)
(2020, Ficción, 87 minutos).
En las alturas de los Andes peruanos, a más de 5000 msnm., Celestino, un ermitaño campesino (51), acompañado de su familia formada por su hija Yaquelin (17) y su suegra Mamá Agustina (85), sobreviven a la inclemencia del tiempo y la altura. Las heladas han arruinado las cosechas y no podrán afrontar la siguiente temporada.
“Es una obra con una delicada factura y en lengua nativa quechua que en la alturas de los Andes, por su belleza se transforma en impresionantes pasajes oníricos”, destaca Pereira.

Categories: Cultura, Viña del Mar

Tagged as: ,

Deja un comentario