Cultura

Histórico Bar Cinzano reabre sus puertas en medio de reactivación económica del plan de Valparaíso

El centenario local ubicado en plaza Aníbal Pinto volvió a atender público luego de casi dos años.

Un día de 1896, el Bar Cinzano fue fundado por el ciudadano italiano Pipo Lima. Hoy, 126 años después, y tras dos años cerrado, volvió a subir sus cortinas, de la mano de Patricio “Cone” González, nuevo administrador del lugar, para recibir a porteños, turistas y quien quiera acercarse a disfrutar de sus instalaciones.

El icónico defensor chileno Elías Figueroa; el bajista de la banda Los Tres, Titae y el alcalde Jorge Sharp fueron algunos de los invitados a la reapertura del icónico local, que contó con intervenciones musicales de destacados artistas de la bohemia porteña.

Silvana González fue quien habló en representación del nuevo Cinzano y aseguró que la administración de este “es un orgullo, lo estamos haciendo desde el amor. Queremos que esto funcione y todos sean felices al venir para acá, y vuelva a brillar como lo hizo hace mucho tiempo con un nuevo concepto: vamos a integrar la tecnología, una nueva metodología de trabajo que la podrán ir viendo cuando vengan acá. Los dejo a todos cordialmente invitados”.

Por su parte, el alcalde Sharp se refirió a la relevancia que tiene para Valparaíso la vuelta del emblemático bar. “Estamos muy contentos porque es una señal clara de que la ciudad se reactiva. Aquí hay un esfuerzo de un emprendedor que reabre un local histórico. ¿Qué hace la municipalidad? Le entrega una patente provisoria para que pueda emprender sin burocracia. Contribuye con el entorno con un programa de pintura de fachadas y contribuye también con el entorno con un sistema de patrullaje municipal que en las próximas semanas se pondrá en marcha”, afirmó el jefe comunal.

Lo anterior se enmarca en el Plan Maestro elaborado por el Municipio porteño para cambiarle la cara al centro económico y social de la ciudad.

Finalmente, Myriam Rebolledo, representante del dueño del inmueble, sostuvo que la labor previa a la reapertura “fue un trabajo bien arduo para poder echar a andar el segundo piso, que estuvo abandonado por mucho tiempo (25 años). Entonces, fue bastante trabajo, pero estamos felices de que se pueda salir adelante con el negocio completo, primer y segundo piso”.

Categorías:Cultura

Etiquetado como:

Deja un comentario